Investigadoras: Cecilia Fierro y Patricia Carbajal (coordinación) Paloma Ramírez (trabajo de campo e integración del caso)

La experiencia de innovación en formación valoral de la escuela Justo Sierra ha concentrado su atención en los alumnos y su aprendizaje como el centro y razón de ser de la escuela. Se desarrolla en  el contexto de la escuela pública mexicana rural, en el cual innovar por iniciativa  propia significa ir contra las prácticas establecidas y cuestionar implícitamente a un sistema amparado en consideraciones burocráticas y corporativas. La inercia a la que han conducido décadas de funcionamiento escolar bajo estos criterios, desalienta la construcción de un sentido profesional y una práctica docente que se salga de estos parámetros, más aún cuando esto implica un reconocimiento de los derechos de los estudiantes y sus familias, así como un compromiso con la docencia. Así, la búsqueda de esta escuela en formación valoral, equivale a un esfuerzo contracorriente, desarrollado “en los márgenes del sistema”.

Descargar en PDF