DOCUMENTO Y HERRAMIENTA

Carolina Hirmas

 

1. Presentación 

La siguiente guía de sistematización y comunicación de “buenas prácticas” propone una serie de preguntas que pueden orientar a educadores  que deseen relatar y compartir experiencias que han logrado articular con sentido y efectividad los recursos humanos y materiales para transformar y mejorar sus prácticas pedagógicas en convivencia escolar. 

Su diseño está basado en la ficha de registro que la Red Innovemos de UNESCO (www.redinnovemos.org) emplea para la reflexión, producción, intercambio y difusión de conocimientos y prácticas acerca de la innovación y el cambio educativo. A su vez, el marco de referencia sobre lo que se consideran “buenas prácticas” en convivencia escolar se plantea sobre la base de tres dimensiones de intervención y ámbitos de actuación,  expuestos en la “Matriz de indicadores sobre convivencia democrática y cultura de paz en la escuela” (Hirmas y Carranza, 2009).

Como instrumento de sistematización y análisis de la experiencia individual o colectiva, en la guía se propone una exploración histórica del proceso vivido, describiendo el contexto, motivos y circunstancias desde los cuales se origina y desenvuelve; las principales estrategias, actividades y herramientas desarrolladas; su evaluación de resultados, impacto y sustentabilidad. 

La experiencia demuestra que la capacidad de innovación y mejoramiento constante, requieren de una comunidad educativa con un conocimiento de sí misma que le permite aprender de su propia experiencia. Para ello es fundamental, el trabajo colectivo y comprometido de docentes y directivos con los procesos de innovación y cambio educativo. Sabemos, además, que la atención a la diversidad de los estudiantes obliga a las instituciones a replantear sus lógicas organizacionales y estrategias pedagógicas, y a desarrollar la capacidad de trabajar y aprender colectivamente. Esto implica generar conocimiento a partir de procesos de evaluación, reflexión e investigación de las propias prácticas (Blanco, Eroles e Hirmas, 2009). Por todo ello, esta guía apunta a contribuir y desencadenar procesos de reflexión pedagógica y desenvolvimiento de instancias de aprendizaje colectivo a raíz de experiencias valoradas como exitosas.

Esperamos que este material sea de utilidad a los educadores interesados en comunicar la vinculación intrínseca entre una buena convivencia y mayor y mejor aprendizaje; así como en relevar la urgencia de recuperar el sentido ético y ciudadano de la escuela. La educación en una convivencia democrática, solidaria e inclusiva es, en  definitiva, aquella que educa consciente e intencionadamente en el “el cultivo de la humanidad”, es decir, aquella que va despertando y produciendo la mayor cantidad de libertad humana, y va desarrollando la posibilidad humana que hay en cada uno en la convivencia social (Savater, 2006).

Descargar en PDF